depósito de ósmosis inversa

Depósitos de ósmosis inversa

El tanque o depósito de ósmosis inversa es el recipiente donde se almacena el agua osmotizada, es decir, el agua que ha sufrido ya un proceso de purificación y que está lista para beber.

Funcionamiento del depósito

Los depósitos presurizados de ósmosis inversa, en su interior tienen una cámara de aire o balón y otra de agua. Cuando se introduce agua en el depósito, se comprime la cámara de aire, la cual será la que proporcione la presión y fuerza al agua para salir de él en dirección al grifo por el que obtiene su agua purificada.

Con el paso del tiempo, la cámara de aire del depósito de ósmosis inversa puede perder su presión, con lo que es recomendable chequearla anualmente coincidiendo con el cambio de filtros. La presión que debe tener es de 0,5 bar y para medirla, el depósito de su equipo de ósmosis debe de estar sin agua, para lo cual es recomendable quitar la válvula del depósito, colocarlo boca abajo y agitarlo enérgicamente.

Componentes del tanque de ósmosis

El depósito está compuesto por los siguientes componentes o partes:

  • Envolvente metálica o de plástico (depósito) donde se almacena el agua.

  • Soporte de plástico para una correcta estabilidad (según modelos).
  • Válvula de llenado y vaciado del depósito.
  • Membrana interna de uso alimentario que ejerce presión para la expulsión del agua.
  • Válvula de presión, para aumentar o disminuir la presión de aire.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir un depósito de ósmosis inversa

  • Capacidad de agua del depósito.

Puede variar, desde 7,5l hasta 35 l, según modelos.Hay que tener en cuenta que el volumen útil (agua que cabe) es siempre menor.

  • Material con el que está fabricado y calidad.

En cuanto al material con el que está fabricado el depósito acumulador, es de uno de los factores que determina la calidad y el precio del tanque. Se fabrican en Acero inox, Acero, Duo (acero/plástico) , plástico y plástico transparente.

Los precios varían, siendo el de acero inox el más caro (250 € aprox) y el de plástico el más barato (50 €). Se recomienda el duo, de acero y plástico ya que es de calidad y no se oxida. El de acero inox se dispara en precio, siendo el de mayor calidad. No se recomienda el de plástico transparente (tiene el aspecto de una garrafa de agua) ya que su calidad y durabilidad es reducida; este tipo se utiliza en equipos de ósmosis compactos de baja calidad y precio.

  • Dimensiones del depósito de ósmosis inversa. Dependiendo de la capacidad del tanque y material, tendremos unas dimensiones u otras. Tanques del mismo volumen tienen aproximadamente las mismas dimensiones.

Problemas frecuentes del depósito de ósmosis

  • Caudal escaso. Hay que revisar la presión de aire del depósito, debiéndo ser de 0,5 bar estando vacío completamente.
  • Corte de agua. Se deber revisar la válvula de llenado y vaciado, ya que se puede haber estropeado y/o bloqueado.
  • Poca agua en total. Revisar la presión de aire del depósito de ósmosis inversa.

Mantenimiento del depósito de ósmosis inversa

La vida útil del depósito de ósmosis inversa dependerá de varios factores: uso del equipo, calidad del agua de entrada, material del depósito y mantenimiento.

Se debe realizar un mantenimiento anual de depósito de ósmosis inversa, revisando la presión de aire e higienizando el interior con un producto de limpieza de ósmosis (Genius Clean).

Es importante la limpieza ya que se pueden formar bacterias que deteriorarían el agua almacenada.

¿Qué te ha parecido nuestro artículo?
[Total: 5 Promedio: 4.6]

Suscripción al Blog

0 likes (Debes estar registrado)