Ósmosis inversa flujo directo

Los equipos de ósmosis inversa de flujo directo de última tecnología se caracterizan por su eficiencia, calidad y reducidas dimensiones ya que no incorporan depósito de almacenamiento de agua.

Ventajas de instalar una ósmosis inversa de flujo directo:

  • Dimensiones reducidas. Al no incorporar ningún depósito se consigue un equipo de reducidas dimensiones pudiéndolo instalar en espacios reducidos permitiendo que optimices al máximo el espacio disponible.
  • Higiene. Prevención de la contaminación secundaria. El sistema de flujo directo previene la posible contaminación en el depósito que utilizan los sistemas tradicionales.
  • Inmediatez. El agua osmotizada se obtiene instantáneamente, de manera directa, en tiempo real, por lo que no tenemos que esperar tiempo para consumirla.
  • Ilimitada. El agua que consumes es ilimitada, no dependes de un determinado volumen de de agua para consumir. Ideal para altos consumos.
  • Eficiencia. El agua que entra en el equipo es la misma que sale, sin rechazo de agua. Con esto se consigue una alta eficiencia y un ahorro en agua.
  • Calidad. El agua que se obtiene es de una calidad de agua inmejorable, utilizando la tecnología más avanzada, obteniendo un agua sana de calidad para nuestra salud con una concentración de minerales adecuada.
  • Economía. Al no haber agua de rechazo, solo se consume el agua que se produce en el equipo por lo que el ahorro económico es considerable.

Mostrando el único resultado

Arriba